Esta web utiliza 'cookies' para una mejor navegación. Al utilizar nuestros servicios aceptas su uso. Puedes cambiar su configuración en cualquier momento. Política de Cookies

Mantenimiento de las ventanas de aluminio K-LINE

Para que nuestras ventanas funcionen correctamente es fundamental realizar periódicamente un adecuado mantenimiento.  Éste consiste en limpiar regularmente la carpintería, lubricar por lo menos una vez al año los componentes mecánicos y comprobar que los orificios de drenaje no estén obstruidos.

Dependiendo la zona en la vivamos la frecuencia mínima con la que tenemos que limpiar las ventanas varia. Si las ventanas se encuentran en zonas urbanas y rurales pocos densas o en un medio poco agresivo la limpieza será 1 vez al año. Si por el contrario la zona es urbana densa, industrial, marítima o en lugares donde nunca llueve la frecuencia de la limpieza será como mínimo 1 vez cada 6 meses.

También es muy importante no utilizar productos abrasivos para la limpieza. No debemos usar lejía, disolventes, productos muy ácidos o muy básicos, detergentes domésticos, esponjas metálicas, papel de lija, etc. Debemos utilizar una esponja no abrasiva, agua tibia con detergente no abrasivo, a continuación se debe aclarar con agua y secar con un paño suave y absorbente.

En este archivo podéis ver una tabla de consejos de mantenimiento realizada por Ventanas K-Line.

K-LINE FICHA DE MANTENIMIENTO

— Posted on 6 octubre, 2014 at 10:21 by

Tags: , ,